Arzobispo de SD clama porque se “haga algo” para frenar ola delincuencia y crímenes en RD

El arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, clamó ayer porque “se haga algo” para detener la delincuencia y la criminalidad que atribuye a la pérdida de valores familiares y cristianos, como lo demuestra el crimen perpetrado en San Pedro de Macorís a dos comunicadores mientras laboraban en una emisora de radio local.
Durante la homilía en la misa celebrada en la iglesia Nuestra Señora del Carmen, en la base Aérea de San Isidro, en presencia del alto mando militar y del director general de la Policía Nacional, Nelson Peguero Paredes, Ozoria consideró que el país es víctima de una gran inseguridad a la que hay que poner freno.
En la celebración, en ocasión del 69 aniversario de la fundación de la Fuerza Aérea de la República Dominicana (FARD) el arzobispo señaló que el Señor invita a ser santo y dar un buen sabor a la sociedad.
Exhorta a iluminar la oscuridad que hay en el mundo cultivando los buenos valores aprendidos en el seno de la familia y de los padres de la Patria.
“Tenemos ahí la receta para contrarrestar la maldad que hay en el mundo, valores que hemos recibidos en la familia, valores que se nos han enseñados en las escuelas, que nos ha enseñado a ser buenos ciudadanos”, expresó Ozoria.
Estimó que el primer valor que se debe cultivar para combatir la criminalidad y la delincuencia es el de la fe, tras señalar que quien cree y busca de Dios, tiene y vive un gran valor.

Temer. Consideró que todo aquel que no busca de Dios es capaz de cualquier cosa, por lo que hay que temer a quienes no buscan ni tienen en su corazón al Todopoderoso.
Lamentó que los comunicadores Leonidas Martínez y Luis Manuel Medina Pérez, fueran abatidos mientras cumplían con sus trabajos en la emisora FM 103.5 por dos pistoleros que irrumpieron en esa estación.
Consideró que la inseguridad ha llegado al punto que aunque se esté en el trabajo, cumpliendo con el deber de ganarse la vida y el sustento de las familias, viene un grupo y te acribilla a balazos.
Sostuvo que los comunicadores asesinados en San Pedro de Macorís “eran dos hombres bueno, cumplidores de sus trabajos, lo conozco bien, estuve de obispo allí y sé que eran bueno”.

Tiempos oscuro. Expresó que se viven tiempos difíciles, de oscuridad, en una sociedad que tiene un mal sabor, lo que atribuyó a la ausencia de Dios en los planes de los hombres, de ahí que sugiera cultivar el valor de la fe.
Expuso que ahí está la misión de Jesús y sus discípulos para dar un buen sabor a la sociedad en que se vive hoy día, para iluminar el mundo que camina en tinieblas.
“Si cultivamos la fe nos alejamos del mal y así somos santo en la tierra y luz del mundo”, sostuvo arzobispo Ozoria.

Mucha hipocresía. El arzobispo de Santo Domingo instó además cultivar el amor a la Patria, que no sea solo colocar una bandera en la casa, difundir los emblemas nacionales o un nacionalismo falso.

Observó que existe mucha hipocresía en el país con el tema del nacionalismo, ya que por un lado enarbolan la Patria, con el antihaitianismo, sin embargo, tienen en su trabajo o su finca un haitiano que le trabaja y que además pagan mal.
Estima que el amor a la Patria es algo que debe ser vivido de verdad, pero con mucha sinceridad, porque la hipocresía es una mala compañera.
Los actos. Luego de la misa, se desarrolló una parada militar en la caseta de ceremonia Osvaldo Cepeda Cepeda, donde fueron reconocidos oficiales paracaidistas por su larga trayectoria en el equipo de salto libre “Los Tigres Dorados”.
Además, la imposición de las “Alas de Piloto Aviador” de la Fuerza Aérea Colombiana a oficiales pilotos del Escuadrón de Combate que realizaron el curso Avanzado de A-29B Supertucano, en Colombia. El comandante general de la FARD, mayor general Luis Napoleón Payán Díaz, pronunció un mensaje sobre el significado del 69 aniversario de la institución y donde citó los logros alcanzados.

Fuente: Hoy Digital