Atentado en Berlín: Papa Francisco pide desterrar locura homicida del terrorismo

Foto Daniel Ibáñez (ACI Prensa)

En un telegrama enviado al Arzobispo de Berlín en Alemania, Mons. Heiner Koch, el Papa Francisco expresó su pesar por el atentado terrorista ocurrido ayer en esa ciudad y alentó a que la “locura homicida” no tenga más espacio en el mundo.

El Santo Padre envió su mensaje un día después de que un hombre embistiera un mercado de Navidad en una zona turística de Berlín, dejando 12 muertos y unos 50 heridos.

Este martes 20 de diciembre, la canciller alemana Ángela Merkel refirió que lo ocurrido anoche en la Plaza Breitscheidplatz, cerca de la avenida Kurfuerstendamm y de un templo protestante, fue efectivamente un atentado terrorista.

En declaraciones a la prensa dijo también que confía en la investigación que realizan las autoridades para esclarecer los hechos.

La policía detuvo a un hombre de origen pakistaní pero ha señalado que posiblemente no sea él quien condujo el camión y que el verdadero responsable estaría libre.

“Sería particularmente repugnante si el atacante tuvo protección y asilo de Alemania como refugiado”, subrayó la mandataria sobre el sospechoso, en relación a algunas informaciones que señalan que el terrorista tenía esa condición.

En el mensaje al Arzobispo de Berlín, firmado por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, se indica que el Papa Francisco supo de estos hechos “con profunda conmoción”.

“Su Santidad manifiesta su propia participación en el luto de los familiares expresando su compasión y asegurando su cercanía al dolor de ellos. En la oración confía a los difuntos a la misericordia de Dios suplicándole también por la curación de los heridos”.

En el telegrama el Pontífice agradece “a los servicios de ayuda y de seguridad por su esfuerzo activo” y se resalta que “el Papa Francisco se une a todos los hombres de buena voluntad que se esfuerzan para que la locura homicida del terrorismo no encuentre más espacio en nuestro mundo”.

“En ese sentido, Su Santidad implora de Dios Padre misericordioso el consuelo, la protección y la confortadora bendición”, concluye el telegrama.

Fuente: www.aciprensa.com