Comunicado de Obispos Sobre el Veto del Código Penal

(20 de diciembre  del 2016 – Santo Domingo R.D. ) Nos sorprende y entristece el veto del señor Presidente de la República Dominicana al Código Penal aprobado por el Congreso Nacional, centrado en observaciones que favorecen la despenalización del aborto en los casos de violación, rapto, estupro, incesto y malformación congénita, ya que viola el derecho fundamental del ser humano que es la vida, tal como lo consigna la Constitución de la República.

¿Cómo es posible aplicar la pena de muerte a seres humanos inocentes e indefensos? ¿Es que no son gente? ¿Es qué estas criaturas deben pagar el crimen de otras personas? ¿Es que estamos propiciando una sociedad del descarte de las personas que vienen con malformación congénita?

Mujeres dominicanas, conscientes de su dignidad, no se dejen guiar por los intereses de clínicas abortistas, de negocios internacionales, ni de personas que no aman la maternidad. El Dios de la vida les hará fuerte a ustedes en la defensa de sus principios.

Pueblo dominicano, defiende tu Constitución, no dejes que te la manipulen por intereses particulares.

Pedimos al Señor que ilumine con su Santo Espíritu a los Señores Congresistas para que mantengan firme su decisión a favor de la vida desde el momento de su concepción hasta la muerte.

Invitamos a todo el Pueblo de Dios a que nos unamos en oración y acción frente a esta amenaza contra la Constitución y el derecho a la vida humana.  En este sentido, convocamos a todas nuestras Diócesis, Parroquias e Instituciones eclesiales para que se lea este comunicado en todas las Celebraciones de Navidad y que se rece la oración que adjuntamos.

Pedimos a los hombres y mujeres de buena voluntad a que nos unamos en un solo clamor al Dios de la Vida.

ORACIÓN POR LA VIDA

Padre Bueno, tú que eres el autor de la vida y enviaste a tu Hijo al mundo para que todos tengan vida y la tengan en abundancia, te pedimos que envíes tu espíritu de sabiduría a los Señores Legisladores del Congreso Nacional, para que se ratifique el Código Penal tal como fue aprobado y se proporcione a la sociedad dominicana un instrumento que respete nuestra Constitución.

Por Jesucristo, Nuestro Señor.

Padre nuestro que estás en el cielo…

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…