Dos obispos llegan a edad de renuncia

Otros dos obispos presentan renuncia ante el papa Francisco al cumplir los 75 años fijados como edad límite para hacerlo, según consta en el Derecho Canónico, aunque el momento de la aceptación está a opción del Sumo Pontífice.

El obispo de San Francisco de Macorís, monseñor Fausto Mejía, llegó a los 75 años el pasado 15 de diciembre, mientras que ayer cumplía esa edad el obispo de San Juan dela Maguana, monseñor José Dolores Grullón.

 Monseñor Nicanor

El proceso de renovación de la Iglesia continúa este año, pues en marzo próximo estará llegando a la edad de renuncia obligatoria el obispo de La Altagracia (Higüey) y actual presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, monseñor Nicanor Peña.

Se da como un hecho que esos obispos no serán sustituidos en los próximos meses, pues el proceso implica un largo proceso de consultas que debe dirigir el Nuncio Apostólico, quien también está en la fase final de su misión en República Dominicana.

Además de estos dos prelados que ya han llegado a la edad límite, se espera que el papa Francisco nombra dos nuevos obispos auxiliares en la arquidiócesis de Santo Domingo, ya que con la aceptación de la renuncia de monseñor Amancio Escapa y la designación de monseñor Víctor Masalles como obispo de Baní, la principal demarcación eclesial del país ha quedado sin obispos auxiliares.

San Pedro de Macorís

De igual manera falta por designar un nuevo obispo ordinario en la diócesis de San Pedro de Macorís, la cual quedó vacante con el nombramiento de monseñor Francisco Ozoria Acosta como arzobispo de Santo Domingo, en sustitución del renunciante arzobispo, el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez.

Eso implica que se está a la espera de que el papa Francisco nombre tres nuevos obispos ordinarios (diócesis de San Pedro de Macorís, San Juan de la Maguana y San Francisco de Macorís), así como los nuevos obispos auxiliares de Santo Domingo.

Grullón y Mejía

Monseñor José Dolores Grullón es el decano de los obispos ordinarios, pues su consagración episcopal se produjo en junio de 1991, más de 25 años al frente de la diócesis de San Juan de la Maguana; mientras que el ejercicio episcopal de monseñor Fausto Mejía apenas lleva cuatro años, pues fue consagrado como obispo en julio del año 2012.

Fuente: El Día